Desarrollo del Talento; Mentoring y Coaching

Existe una tendencia creciente de profesionales que asumen una total responsabilidad por su propio desarrollo personal y profesional.  Incluso aunque trabajen en grandes organizaciones, los profesionales ya no depositan toda la responsabilidad del desarrollo de sus carreras profesionales en sus empleadores.

Se está incrementando el número de profesionales  que contratan coaching  o  mentoring a nivel particular para impulsar su desarrollo profesional. Y lo hacen; bien para realizar cambios en su carrera profesional, superar determinadas situaciones difíciles, desarrollo del talento,  o  maximizar su potencial.

En que se focalizan el coaching  y el mentoring

Tanto el coaching como el mentoring se focalizan en el desarrollo del talento del individuo y pueden aumentar la productividad, potenciar la motivación, la  satisfacción personal y la adaptación a los cambios,  y como consecuencia; reducir la rotación de personal.

Generalmente los coach y mentores que prestan este acompañamiento son profesionales externos, ya que estos aportan un valor adicional por ser profesionales específicamente dedicados a esta profesión que tienen un tipo de relación determinada, con un principio y un final muy definido.

El coaching, como el mentoring, son procesos que posibilitan tanto a las personas como a las organizaciones el desarrollo del talento y alcanzar su máximo potencial.

Diferencias y similitudes entre coaching y mentoring

Existen muchas similitudes entre el coahing y el mentoring, siendo la principal similitud que ambas son formas de desarrollar el talento de las personas y las organizaciones  mejorando su competitividad y sus resultados.

Sin embargo, existen diferencias entre el mentoring y el coaching.  Mientras que el mentoring posibilita que una persona, generalmente con menor experiencia, siga la senda de otra persona con más experiencia, a la que le transfiere su conocimiento y saber-hacer, le introduce en su red de contactos y le facilita la apertura de nuevas oportunidades. Y todo ello al mismo tiempo que se minimizan  las dificultades.  El coaching no requiere experiencia en la profesión ni en las tareas que desarrolla el  cliente acompañado.

Una diferencia sustancial entre un mentor y un coach es que el mentor goza de una larga probada trayectoria profesional en puestos relevantes de gestión y tiene un perfil propicio para poder ser una persona de referencia personal y profesional.



Call Now Button