Desarrollo organizacional: Sacar el máximo rendimiento de tu equipo

Como especialistas en coaching, mentoring y recursos humanos, conocemos bien la importancia del desarrollo organizacional y sus efectos transformadores en las organizaciones. Si estás interesado en saber un poco más de cómo funciona esta disciplina para mejorar tu competitividad, te invitamos a descubrirlo.

Los fundamentos del desarrollo organizacional

Parte integral de este concepto está relacionado con la teoría de sistemas aplicada a las relaciones interpersonales de los empleados para buscar un objetivo en común. Lo que se persigue mediante este proceso es potenciar el talento de las personas para favorecer la eficiencia, la satisfacción, competencia y el desempeño laboral.

En el desarrollo de nuestras tareas, utilizamos esta metodología basandonos en el comportamiento grupal e individual para hacer los ajustes necesarios requeridos por la empresa. De esta forma se busca aplicar acciones correctivas, dinamizar las relaciones personales y transformar las conductas en función de los objetivos marcados.

La dinámica del desarrollo organizacional le permite a tu modelo de negocio constituir un todo para que las distintas partes trabajen con un solo objetivo en mente: mejorar la adaptación al cambio para lograr el éxito. No se trata de la imposición de nuevas formas de hacer las cosas, sino de un cambio de mentalidad colectiva para alcanzar los objetivos planificados.

Principales características

Para profundizar un poco más sobre su importancia dentro de tu organización y el crecimiento de tus colaboradores, podemos resumir además otros elementos importantes:

            -La determinación de metas claras pasa por la autoevaluación. Con ello se consigue elaborar un diagnóstico, con la valiosa aportación de un experto externo. Este análisis pormenorizado permite anticipar resultados no deseados y poner en marcha un plan correctivo.

            -Lo que debe prevalecer en este enfoque comienza por la prevención para mejorar la adaptación de la organización a la nueva situación. Esto va acompañado por el fomento del dinamismo estructural que favorece los cambios necesarios.

            -Lo que llamamos organicidad representa un sistema integrado que capta información del entorno para sobrevivir.

            -La efectividad de este proceso pasa por la experiencia compartida de las personas involucradas.  Se aprende mediante la autoevaluación y el análisis pormenorizado de los resultados, para entender las razones de lo ocurrido y cambiar lo que no está en línea con los resultados deseados.

Además, con la capacitación constante en el desempeño de las personas y el desarrollo de las habilidades interpersonales se avanza en la curva de aprendizaje.

Hay mucho donde profundizar en referencia al desarrollo organizacional que resulta de gran utilidad para toda organización. Por ahora esperamos que esta información te sirva, y si tienes alguna duda, puedes contactarnos sin ningún compromiso.



Call Now Button