Definición Mentoring

En concreto, el mentoring es conocido como una de las mejores técnicas que una empresa puede utilizar para mejorar el desempeño de la misma, ya que los empleados se enriquecen de la experiencia, consejos y orientaciones prácticas de un experto.

En pleno siglo XXI, el fomentar el crecimiento personal y profesional de los empleados, es una de las acciones más importantes que una empresa puede hacer, ya que es necesario que todo el personal esté capacitado para realizar un trabajo adecuado y fomentar un mejor desempeño; así como aumentar los conocimientos.

Esto puede parecer una tarea titánica para todo empleador; sin embargo, existe un grupo de profesionales que se encargan de ello. Claro, estamos hablando de los expertos dedicados al mentoring.

¿Qué es el mentoring?

El mentoring es un término relativamente nuevo (y a veces confundido con el coaching), sin embargo, es una técnica o protocolo diseñado a la medida de toda empresa. Esta técnica logra mejorar las capacidades profesionales del personal de una empresa. ¿Cómo se logra esto? El mentor impregna su experiencia, conocimiento y habilidades a la persona que acompaña de modo que este obtenga todo lo necesario para poder mejorar sus propias habilidades y conocimientos..

El mentoring es un método que ha estado sonando mucho en las grandes empresas y compañías de renombre, ya que dichas empresas necesitan mantener un alto nivel empresarial; el cuál sólo es logrado a través del mejoramiento de todo el personal.

¿Qué beneficios tiene el mentoring?

El mentoring puede ofrecer beneficios que van más allá de la mejora de los rendimientos de las personas, sino que ademas, supone beneficios que repercuten directamente en la competitividad de una empresa. Echémonos un vistazo a estos beneficios.

– La productividad es aumentada
– Le ofrece a los empleados la oportunidad de crecer profesionalmente
– Le brinda a la empresa una mejor presentación
– El empleado mejora sus competencias, así como su adquisición de nuevos conocimientos
– El empleado se siente más seguro y confiado
– El empleado trabaja mejor en equipo y mejora sus relaciones y capacidades comunicativas
– Los objetivos empresariales son rápidamente alcanzados
– El empleado alcanza una visión estratégica y global
– Se mejora la capacidad de tomar decisiones
– El empleado actúa con rapidez ante situaciones difíciles
– La empresa ve potenciada su marca personal
– El liderazgo, el autocontrol y la confianza a nivel empresarial se ve favorecida
– La empresa avanza a un nuevo nivel ejecutivo