El Liderazgo Emocional de Amaia Romero

El liderazgo de las nuevas generaciones pasa por las redes sociales. Es lo que ha puesto de manifiesto Amaia Romero consiguiendo ser “trending topic” mundial en Twiter en su paso por la Operación Triunfo 2017.  Y es  que su liderazgo se refleja no solo en el escenario, sino también en las redes sociales.

Podemos pensar que las razones de su extraordinario éxito de popularidad son sus cualidades para el canto, la calidad de su voz, sus habilidades musicales u otras capacidades que tienen que ver con sus conocimientos de música. Al fin y al cabo Amaia no es cantante, es músico.  Pero las razones de su influencia van mucho más allá de sus capacidades técnicas, que después de todo, con gran esfuerzo, talento, trabajo y sacrificio se podrian aprender.

La admiración que despierta Amaia en personas de toda condición tiene mucho que ver con sus  características personales y sus cualidades humanas.

El liderazgo de Amaia es el liderazgo de la emoción.  Emociona cuando canta, pero también emociona cuando agradece, observa, escucha o calla. Amaia tiene carisma.  Hace vibrar con su música, pero también con su mera presencia.

Porque Amaia no solo tiene capacidad  para identificar y reproducir notas musicales que para el resto pasan desapercibidas, sino que también tiene capacidad para identificar de una manera natural las emociones y estados de ánimo para reproducirlas y contagiar a quien la escucha.

Su sabiduría emocional para apreciar las cosas y expresar las emociones la conecta con las personas y crea a través de su música y de su interpretación una inmensa comunidad de seguidores que comparten las mismas emociones.

Sabiduría que le hace posible enriquecer sus interpretaciones con su propio estilo y engrandecer lo que canta para hacerlo brillar por encima de los propios creadores. Y esta es una cualidad que únicamente ciertos lideres auténticos poseen.

Gracias Amaia por ser un referente del liderazgo emocional para las nuevas generaciones.