El Liderazgo de Azpilicueta y el Chelsea FC

Llegar a ser capitán de un equipo de futbol es un honor que muy pocos grandes futbolistas tienen el derecho de ostentar. Porque ser el capitán de un equipo no es algo que se consigue únicamente marcando muchos goles, ni siquiera jugando muy bien. Son necesarias otras cualidades personales como las que tiene Cesar Azpicilueta que actualmente goza del privilegio de ser el capitán del Chelsea Footbol Club.

Azpilicueta, ex jugador de Osasuna, tiene el mérito de haber llegado a ser hoy el capitán de uno de los clubs de futbol más prestigiosos de Europa.

Es un privilegio excepcional por serlo en Inglaterra, la cuna del fútbol y en donde a cualquier jugador le gustaría jugar por el significado que allí tiene el fútbol,  y sobre todo;  en Londres, una de las ciudades más cosmopolitas de Europa.

Pero además, por ser el capitán de un club que representa uno de los barrios más distinguidos de Londres con gran reputación por su modernidad, tolerancia y diversidad de gentes; y consecuentemente, lugar de atracción de talento de músicos, pintores, artistas o deportistas de todo el mundo.

Los rasgos de personalidad de Azpilicueta me recuerdan a los rasgos de personalidad que he observado en muchos de los líderes extraordinarios que he tenido la suerte de conocer.

Son atributos que se encuentran en personas muy normales, que no quieren imponer sus creencias a los demás, ni exhiben suficiencia, ni se creen con una visión mejorada del mundo, ni con autoridad para tratar de convertir el mundo que les rodea en algo como a ellos les gustaría que fuese.

Porque el liderazgo se muestra con los hechos. Hechos como los que despliega Cesar Azpilicueta en el campo y fuera del campo.

Y es que el liderazgo de Azpilicueta en el Chelsea Footbol Club es realmente sobresaliente en un doble sentido.

Por una parte, por los atributos de personalidad que le hacen merecedor de ser referencia y modelo de conducta para todos dentro y fuera del campo.

Y por otro lado, por la cultura organizativa y filosofía del Chelsea  Footbol Club que posibilita que los mejores lideres lleguen a ostentar el liderazgo más visible.   Porque con ello, el Chelsea  nos demuestra que en esa organización lo que prima para llegar a ser capitán es el estilo de liderazgo y la práctica de comportamientos ejemplares inspiradores de conductas de éxito.

Ni lugar de nacimiento, ni antigüedad en el club, ni donde se ha desarrollado como deportista, ni habilidades lingüísticas, ni intereses particulares, ni preferencias personales, ni el control financiero del club son factores que han impedido  a Cesar Azpilicueta llegar a ser capitán del Chelsea. Por el contrario, lo que ha primado ha sido su calidad humana, su actitud, su implicación y su profesionalidad.

Gracias Azpilicueta por tu liderazgo ejemplar, y gracias Chelsea Footbol Club por promocionar a los mejores líderes a los puestos más visibles para que multipliquen su liderazgo.

Luis Aoiz